10 sagas de video Juegos con bandas sonoras increíbles

Por J-Box Sin Comentarios

Desde la época de los 8-bits la música ha sido un factor esencial para los videojuegos; podemos decir que desde que usaban MIDI los compositores se encargaron de lograr resultados increíbles, y así establecieron un estándar que se sigue hasta la fecha; ahora todo buen videojuego debe tener un excelente soundtrack.

En el transcurso de la historia de nuestro entretenimiento preferido se ha creado música original para series específicas que ha dejado una marca muy importante en aquéllos que las hemos jugado. Acompáñenme a un recorrido por las que han tenido algunos de los mejores soundtracks originales y recordemos también a sus creadores.

10 Super Mario Bros. Koji Kondo

Todo el mundo conoce la música de Super Mario Bros. En Internet existen videos donde las personas interpretan algunos de los temas con diferentes instrumentos y hay muchos que los usan como tono para su celular. Este compositor logró crear la música perfecta para la ambientación de cada uno de los niveles.

09 Halo. Martin O’Donnell

En el primer título de la serie ya existía el tema que ahora es reconocido por millones de seguidores en el mundo. Seguramente desde que se anunció el juego por primera vez en 1999, la música hizo sentir a los presentes que verían algo muy especial. Cuando llegó Halo 2 la franquicia ya era reconocida y el tema recibió un tratamiento digno del mega hit en el que se había convertido

08 Devil May Cry. Tetsuya Shibata

Las guitarras eléctricas se llevan muy bien con los videojuegos y Shibata siempre supo cómo cambiar de una pieza tranquila y misteriosa a una donde lo rasposo de una guitarra provoca que tus bocinas derramen testosterona. Devil May Cry siempre ha tenido una combinación muy interesante que pasa de la música de orquesta a la electrónica y llega hasta el heavy metal. En el tercer título de la serie se crearon temas suficientes para llenar tres discos compactos, ¡eso es más de tres horas!

07 Metal Gear Solid. Harry Gregson-Williams

La música de esta serie siempre fue especial, pero después del primer Metal Gear Solid, Hideo Kojima decidió contratar a un especialista en música para cine. Fue entonces cuando llegó Gregson-Williams, quien tenía experiencia en Hollywood y creó uno de los temas más reconocidos en los videojuegos de nuestra época.

06 Street Fighter. Yoko Shimomura

Cuando llegó Street Fighter II no sólo trajo un nuevo estándar de cómo hacer juegos de peleas, también marcó un precedente para la música en este género. Pasar de un país a otro para enfrentar a los personajes significaba tener que pelear en su propio escenario, y cada uno venía acompañado de un gran tema que siempre resultaba adecuado. La música de esta serie es tan emblemática, que te puedo asegurar que mucha gente reconoce cada una de las piezas y además sabe a qué personaje corresponden.

05 Mass Effect. Jack Wall

Desde el momento en que ves la pantalla que dice Press Start al inicio de cualquiera de los dos Mass Effect, sabes que estás por jugar un título de ciencia ficción y es fácil identificar la influencia de películas clásicas como Blade Runner en cada composición. El soundtrack fue creado por Jack Wall, una de las figuras más reconocidas en los videojuegos cuando se habla de música, incluso se encarga de dirigir a la orquesta en los famosos conciertos de Video Games Live, un espectáculo que mezcla luz y sonido para presentar los temas de varios videojuegos.

04 Final Fantasy. Nobuo Uematsu

Cuando Final Fantasy salvó a Square Enix de la bancarrota, la música tuvo mucho que ver. Desde entonces y hasta Final Fantasy XI, un solo hombre era la mente detrás de estas excelentes y conmovedoras composiciones: Nobuo Uematsu. Los géneros e influencias de este compositor son muy variados, pues estas últimas van desde Carl Orff (Carmina Burana) hasta Jimmy Hendrix. Las historias de Final Fantasy siempre fueron muy emotivas y es probable que se deba al trabajo de Uematsu; es más, su ausencia se siente claramente en el XII y XIII.

03 Zelda. Koji Kondo

Por alguna razón, Kondo es el único autor que está presente en este artículo dos veces y por haber trabajado en series diferentes. A pesar de usar un hardware con tantas limitantes, Kondo logró crear música memorable para un gran número de videojuegos. Esta opinión está abierta a debate, pero posiblemente su trabajo en la serie de Zelda es el mejor de todos, y es probable que se deba a Ocarina of Time donde este elemento jugó un rol fundamental; aun cuando fue necesario lidiar con las limitaciones del cartucho del Nintendo 64, Kondo fue capaz de crear piezas que siempre serán recordadas por muchas personas.

02 Castlevania. Michiru Yamane

Esta franquicia es la primera que me hizo poner especial atención en la música. Castlevania III fue uno de los primeros títulos donde podías escuchar los temas de cada nivel desde el menú principal. Este aspecto es tan importante para la serie, que las últimas secuelas han tenido nombres como Symphony of the Night, Harmony of Dissonance y Aria of Sorrow. La compositora Michiru Yamane ha sido la pieza clave en las bandas sonoras de los títulos más recientes y siempre ha dejado claro que tienen que ser memorables. Sin importar para cuál plataforma sean, al parecer Konami tiene una exigencia especial en sus creaciones: si es un Castlevania debe tener una música increíble, y en este aspecto la franquicia nunca falla.

01 Silent Hill. Akira Yamaoka

De no ser por la música de este gran autor, la franquicia no hubiera tenido el éxito que consiguió desde su primer juego. La serie está en el primer lugar de este top porque la banda sonora es uno de sus aspectos más importantes e incluso más que en cualquier otra franquicia. El trabajo de Yamaoka fue trascendente, al grado de que a partir de Silent Hill 3 sería el productor de la serie. Cada uno de los temas es excelente, en especial el del segundo ha recibido muy buenas críticas y Yamaoka ha comentado que este fue el primer trabajo donde logró que se escuchara exactamente como quería.Los temas de este juego van desde ruidos estruendosos con percusiones, hasta composiciones complejas que transmiten un sentimiento específico siempre relacionado con la temática del título. Silent Hill no podría existir sin su música.

Fuente: Antaar García

Japoneses critican su propia captura de ballenas

Por J-Box Sin Comentarios

Ayukawahama, Japón es un pequeño puerto en la costa norte de Japón, donde los barcos balleneros están atracados con lanza-arpones orgullosamente exhibidos y las tiendas venden piezas esculpidas de los dientes tipo marfil de los cachalotes, podría parecer un lugar insólito para encontrar personas que se opongan a la disputada caza de ballenas que realiza el país en el Antártico.

Sin embargo, residentes locales están rompiendo antiguos tabúes para expresarse en contra de las cazas en el Antártico operadas por el Gobierno, que dicen invitan a la crítica internacional, que a su vez amenaza a las cazas costeras mucho más limitadas realizadas por los habitantes de este tradicional pueblo ballenero.

El Gobierno japonés enfrenta renovadas presiones en el país y el extranjero para que reduzca de manera drástica su llamada caza ballenera de investigación.

Sin embargo, Tokio parece paralizado por la misma combinación de pasiones nacionalistas y afianzados intereses burocráticos que previamente han bloqueado cualquier acción para limitar el programa ballenero de tres décadas de existencia.

“Estamos entrando en un nuevo periodo en la problemática de la caza ballenera, pero no sabemos aún qué significa”, dijo Shohei Yonemoto, catedrático de política ambiental en la Universidad de Tokio.

Claramente, las presiones para el cambio son más fuertes que nunca.

Estados Unidos y otros países opositores a la caza de ballenas trabajan actualmente en un trato que cerraría las lagunas en la moratoria de 1986 a la caza comercial de ballenas, a cambio de permitir que las principales naciones que se dedican a esta actividad (Japón, Noruega e Islandia) reanuden capturas comerciales mucho más limitadas.

Esperan llegar a un acuerdo durante la próxima reunión de la Comisión Internacional de Caza de Ballenas, a celebrarse en Marruecos, en junio.

Expertos balleneros y activistas ambientales también se sintieron motivados cuando el Gobierno del Primer Ministro Yukio Hatoyama asumió el poder el año pasado, decidido a erradicar precisamente el tipo de programas anticuados y burocráticos que la caza de ballenas representa.

Pero tanto partidarios como oponentes japoneses dicen que sigue siendo políticamente difícil que Tokio acepte grandes reducciones a su caza ballenera.

Aunque en realidad pocos japoneses comen ballena hoy en día, las críticas a su caza han despertado resentimiento aquí desde hace mucho tiempo como una forma de imperialismo cultural occidental.

La duda ahora es si el Partido Democrático, al que pertenece Hatoyama, que barrió con el Partido Liberal Democrático en las elecciones del verano pasado, incluirá a la caza de ballenas en su prometida modernización del orden de postguerra del país.

Pese a que también hay un grupo de legisladores a favor de la caza en el nuevo partido gobernante, es mucho más pequeño, con sólo unos cuantos miembros activos.

Los residentes locales dijeron que en vista de que menos personas comen ballena, la captura de este animal tenía los días contados, y que el Gobierno simplemente debería permitir que desapareciera de manera natural. Fuente: Martin Fackler

Final Fantasy XIII no es lo que se esperaba

Por J-Box 2 Comentarios

Final Fantasy es una de las franquicias que introdujo el RPG en los corazones de una gran cantidad de videojugadores, los títulos han llegado al estatus de leyenda y el juego favorito de muchas personas pertenece a esta saga o por lo menos alguno de ellos está entre sus preferidos.

Generalmente estos juegos aparecen con bastantes años de separación y Final Fantasy XIII no es la excepción. Su desarrollo comenzó en el 2003 si consideramos que fue hace siete años nos imaginamos que el producto final será maravilloso, mucho más cuando se trata de un título tan esperado, vamos a revisar si es así.

En cualquier juego de este tipo la historia es un elemento fundamental; desafortunadamente, la de Final Fantasy XIII tarda demasiado en desarrollarse y para cuando la situación comienza a ser más interesante es probable que hayas abandonado tu aventura; en sí la trama no es mala, pero existen varios factores que hacen imposible disfrutarla de la forma adecuada.

Esta vez el universo de Final Fantasy está habitado por seres mecánicos llamados fal’Cie, cada uno tiene un cristal en su interior y a su vez puede marcar a otras criaturas y convertirlas en l’Cie; estos últimos tienen un propósito denominado Focus, que si logran completar los convierten en un gran cristal y ganan la vida eterna (o por lo menos eso cuentan las leyendas). Por otro lado, si no consiguen su objetivo pierden su voluntad y se transforman en una especie de zombies.

1,300 años antes del comienzo de la historia del juego, pelearon dos grupos de fal’Cie. Después de esta guerra uno de los grupos fue desterrado del antiguo poblado conocido como Coccoon, a un lugar llamado Pulse, y ahora todos los habitantes de Coccoon temen que los desterrados regresen para cobrar venganza, por lo tanto, también tienen miedo de los l’Cie y se les considera enemigos.

Si bien estos aspectos de la historia suenan interesantes, la trama muchas veces se torna confusa y la forma en que se cuentan los hechos resulta lenta, esto se debe en gran medida a que no existe un verdadero protagonista, y generalmente cambias de un pequeño grupo de personajes a otro después de pocos minutos; esto podría agregar frescura al juego, pero en varias ocasiones sólo impide desarrollar empatía con los personajes y provoca que la historia se fracture y te haga perder el interés.

Realmente no es divertido que después de una pelea o simplemente al activar una palanca cambies de personaje; la continuidad del juego se pierde e incluso cuando adquieres un nuevo poder que estás ansioso por estrenar, te obligan a usar otro personaje y a utilizar alguno que todavía no está bien desarrollado.

La mayoría de los personajes son sumamente antipáticos. Mientras que la apariencia de Vanille es la de una niña linda, su falta de neuronas funcionales te desesperará a los pocos minutos; Hope es incapaz de aceptar sus pérdidas y probablemente desees abandonarlo dentro del estómago de algún monstruo.

Lightning, que prometía ser grandiosa, carece de suficiente carisma para mantenerte interesado en la historia y no se debe a su fría forma de ver las cosas, vamos, hay personajes rudos e incluso malvados que puedes llegar a adorar en otros juegos, en Final Fantasy XIII existen algunos así pero su papel no es protagónico o llegan demasiado tarde a la fiesta (sí, estoy hablando de la hermosa Fang).

El sistema de combate es algo nuevo y quizá sea uno de los mejores atributos del título; a diferencia de entregas anteriores, aquí deberás decidir mucho más rápido, ya que los enemigos no esperan para tomar su turno.

Se emplea un sistema en el que una gran barra dividida en varias secciones se va llenando conforme transcurre la batalla; mientras algunos ataques sólo ocupan una de estas secciones, otros hechizos más fuertes o invocar a algún Eidolon (Summon, Guardian Force, Aeon o como prefieras llamarles) cuesta un número mayor de secciones, lo que agrega un poco de estrategia y velocidad al juego, mucho más si tomas en cuenta que sólo puedes controlar a un personaje, en vez de a todo el grupo.

Los personajes no tienen niveles que incrementar, en vez de eso se implementa un sistema en el que se gastan puntos para avanzar por un árbol de habilidades; desafortunadamente, tienes pocas opciones para escoger cuáles habilidades adquirir, así que generalmente tomarás un camino preestablecido donde tomarás sólo un par de pequeñas e insignificantes decisiones, algunas de ellas son tan necesarias que obviamente las aprovecharás, como agregar la capacidad para que tu personaje equipe un segundo accesorio.

El aspecto gráfico del juego es simplemente grandioso, tiene algunas de las mejores gráficas de esta generación, tanto en cada segundo del juego como en esos característicos videos que provocan que cualquiera que los vea sólo tenga la opción de aceptar la maravilla que deleita sus ojos.

Final Fantasy XIII sucumbe gravemente ante el peso del nombre de la franquicia, al entregar una experiencia sumamente común; personajes antipáticos, una historia que se cuenta demasiado lento y una historia tan linear que lo hace repetitivo, no se compensan con las hermosas gráficas. Final Fantasy XIII romperá el corazón de muchos fanáticos de la saga y otros seguidores probablemente caigan en la negación; la realidad es que no es un buen juego, está ligeramente arriba de mediocre, algo que en un Final Fantasy resulta intolerable. Fuente: Reich Schutze