Ajinbayo Akinsiku quiere que el mundo entero conozca a Jesucristo, sólo que no al apacible Cristo de ojos azules de las viejas películas hollywoodenses y las Biblias ilustradas.

En una nueva y muy abreviada versión de la Biblia basada en manga, el estilo japonés de la novela gráfica, Akinsiku presenta a su Hijo de Dios como “un samurai desconocido que ha llegado a la ciudad”, para darle una sacudida a las cosas.

“Presentamos las cosas muy atrevidamente”, expresó Akinsiku, que espera ser ordenado sacerdote anglicano y es autor de “La Biblia Manga: Del Génesis al Apocalipsis“. “Cristo es un tipo duro, en busca de revolución y revuelta, un cuate rudo”.

Durante mucho tiempo, las editoriales interesadas en la combinación de evangelización y comercio se han beneficiado de vender Biblias a nichos de mercado: parejas recién casadas, adolescentes, adictos en rehabilitación.

En años recientes, las ventas de novelas gráficas también han registrado un crecimiento de más del 10 porciento. Por ello, tiene sentido que actualmente se dé una convergencia y que las novelas gráficas se inspiren en historias bíblicas, a menudo en formas sorprendentes.

El medio da forma al mensaje. El manga suele enfocarse en acción y epopeya. Como resultado, gran parte de la Biblia desaparece del producto final y lo que permanece es más sombrío.

“Es el final de la Palabra tal y como la conocemos y el fin de cierta idea cultural de las Escrituras como libro, como el Libro por excelencia”, opinó Timothy Beal, profesor de religión de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio, sobre las nuevas versiones de la Biblia, entre ellas en manga. “Abre nuevas formas de comprender las Escrituras y termina por tumbar un poco a los ídolos”.

En la Biblia manga, cuyos héroes lucen y suenan como practicantes de patineta vestidos en atuendo de beduinos, Noé pierde la cuenta de los animales que ocupan su arca: “¿eran 11 mil 344 animales? ¡Chin! Otra vez se me olvidó. ¡Voy a tener que volver a empezar!”

Abraham se aleja cabalgando de una explosión para salvar a Lot. Og. rey de Basán, es tan amenazante como una versión antigua de Darth Vader. El Sermón del Monte no se incluye en el libro, porque no contenía suficiente acción.

Akinsiku, de 42 años, quien escribe bajo el pseudónimo Siku, creció en Inglaterra y Nigeria en una familia anglicana de origen nigeriano y se graduó hace poco de una escuela de teología londinense. Indicó que tiene años de trabajar coma artista y uan versión de la Biblia constituía la mejor forma de glorificar a Dios.

“Para la gente ajena a la iglesia, el libro busca demostrar que esta cosa llamada Biblia aún es relevante”, indicó, “porque habla de los que los seres humanos hacen cuando conocen a Dios”.

Algunos autores de blogs especializados en manga han criticado su libro por tener demasiada palabrería.

Akinsiku expresó que el planteamiento brinda a los lectores una rápida comprensión de la Biblia. Su próximo proyecto es un relato de la vida de Jesucristo, versión manga. Contendrá mucha más acción, mucha menos palabrería y será algo así como Clint Eastwood en Galilea. Por: Neela Banerjee y themangabible.com

Contestar